miramenometokéi, 2002

Katherine Catolino, como Victoria

Sinopsis

Victoria trata de construir su vida en un mundo de adultos donde todos y todo tienen precio. Debe trazar su destino intentando huir de su ambiente y su novio Aurelio. Cambios inesperados se suman cuando conoce a Alfredo. Pero existe un gran vacío que no logra llenar. Secretos, el azar, y la inevitable revancha de la inocencia perdida se encargarán de sellar el mapa misterioso que conduce a Victoria al lugar donde conociera a Alfredo.

(Eng)

Victoria becomes an orphan because her father, Don Lucio, died. She does not have good communication with her mother, Raquel. She looks for, and finds a job as a store employee, and at the same time she finishes her high school. There are memories from the past that cause her to seek out and create her destiny. She is avoiding from her family, her friends and from her boyfriend Aurelio. Raquel is emotionally icy and with little material resources and a lot of experimental liveliness foregoes her widowhood retaking her relationship as Hugo’s lover; Hugo was Don Lucio’s best friend. Alfredo is one of the nouveau rich from Stroessner’s dictatorship. He is a wealthy businessman who enjoys his young women employees, and is careless with his family responsabilities. Aurelio is a young craftsman who has a very strong relationship with Pato. He is an Argentinean jack of all trades persecuted by Ñandú  a crook who is capable of anything. Only his camaraderie will mark the way. These and other stories, and this character and others are going to mix, and configure a complex crucible from the actual Paraguayan reality.

Título original: miramenometokéi (espinas del alma)

Título en Inglés: Thorns of the soul

País de origen: Paraguay

Duración: 113 min.

Formato original: DVCAM – Pal,  Color

Idioma Original: Español y Guaraní

Premier Mundial: 10 Festival Internacional de Cine de Asunción, Paraguay 2002

Festivales:

10 Festival Internacional de Cine de Asunción, Paraguay 2002

19th Chicago Latino Film Festival 2003

15èmes Recontres Cinemas d’ Amérique Latine de Toulouse 2003

1er. Festival de Cine Pobre  Gibara, Cuba 2003

9 Festival de Cine Latinoamericano, Washington D. C. 2003

II Festival Internacional de Cine de Cuenca, Ecuador 2003

XVIII Festival de Cine Latinoamericano de Trieste 2003

I Festival de Cine Latinoamericano, Buenos Aires 2003

I Festival de Cine Iberoamericano de Viena, 2003

I Festival de Tres Fronteras (Argentina, Brasil y Paraguay) 2004

La 7° Arte Latinoamericana, Roma 2004

4to Festival de cine Latinoamericano, Bad Endorf, Alemania 2004

Festival de Cine Internacional de Bratislava, Eslovenia 2004

Festival Internacional de cine de Brasilia, Brasil 2005

Muestra Iberoamericana, Río de Janeiro, 2005

Ibertigo 2005, Las Palmas – Gran Canarias

18 Semana de cine experimental de Madrid, 2008

Protagonistas

Victoria Katherine Catolino

Aurelio Luis Zorrilla

Alfredo José Pérez Chaves

Pato Calolo Rodríguez

Raquel Nila Servín

Hugo Humberto Gulino

Ñandú Piraña Giménez

Reparto

 Lucio Ramón del Río

Gloria Isabel Mezquita

Maribel Claudia Bogarín

Anita Celina Fernández

Uruguayo Jorge Vidart

Esposa de Alfredo Ana María Imizcoz

Evarista Juanita Espínola

Menonita Diego Caballero

Guaí Angel Delgado

Hermanita de Ñandú Noelia Rojas

Partera chaé Amada Gómez

Taxista curandero Mario Toñanez

Escribano Lucas Cabrera

Madre de Alfredo Lilian Sosa

Paí Santiago Alejo Pesoa

Y la participación especial de Mirian Sienra Zavala

Ficha técnica

 Producida por areachikaCine

con el apoyo financiero del Fondec

y el apoyo institucional de Universidad del Norte

Escrita y dirigida por Enrique Collar

Asistencia de Dirección Alejandra Siquot

Jefa de producción Marisol Meza

Dirección de fotografía y cámara Cristian Núñez

Sonido Quique Calabrese 

Luces Santiago Schaerer 

Edición Karen Seall

Escenografía Luz Marina Servín 

Maquillaje y peinados Alberto Romero

Vestuario y asist. de producción Celina Fernández

Asistencia de Guaraní Rudi Torga

Producción ejecutiva y consulta de guión Hugo Duarte Manzoni

Prensa Romina González

Publicidad Fabián Bozzolo

FX Leonardo Sobrino 

Grúa Christian Acosta

Música original  Quique Calabrese

Soundtrack Rolando Chaparro – Quique Calabrese  Mnesis  Chester Swann – Martín Arzamendia – Mondo Hongo

“Luque, Asunción y Altos visten la historia de una adolescente que trata de construir su vida en un mundo de adultos donde todos y todo tienen precio; tal vez escape y su futuro tenga esperanza. Es difícil pensar en una película de ficción paraguaya en los últimos 20 años con mayor valor cultural que ésta. Nos plantea en forma multisensorial, desde los rasgos y traumas individuales y colectivos más actuales, un submundo de nuestra realidad que evitamos mirar. Actúa como un espejo despiadado, en el que el espectador paraguayo no podrá evitar reflexionar con estupor, sonrisa y dolor. El retrato tiene las pinceladas de un pintor y un fotógrafo audaz, por momentos hiperrealista y surrealista, pero también la mirada al misterio de unos personajes que están a nuestro alrededor cotidiano. El relato es muchas veces desbordado y descarriado por la pintura de personajes y situaciones, pero el director toma distancia y rehuye lo sentimental, lo moralista, lo costumbrista y la postal. Sostenido por admirables talentos locales desde las diversas áreas, el auspicioso debut de este director paraguayo radica en la exploración estética-narrativa a partir de lo que somos, asumiendo los riesgos de un artista comprometido con su sociedad y su cultura”.

HUGO GAMARRA ETCHEVERRY | Director del festival internacional de cine y cultura de Asunción Octubre 2002 (texto escrito para el catálogo del Festival)

 

LUIS M. ALONSO | Historiador de Arte y de cine, Valladolid –  España, Agosto 2002

No es nada nuevo decir que en Paraguay no es fácil hacer cine. Es complicado en cualquier país latinoamericano, pero aquí pareciera como si las dificultades se divirtieran multiplicándose. Los últimos datos ofrecen unas estadística muy poco halagüeña en cuanto al número de films nacionales estrenados comercialmente, o en cuanto al número de espectadores que dichas películas logran arrancar de las garras de las grandes producciones del cine norteamericano. Por eso tiene mucho de quijotesco el tenaz y limpio empleo de Enrique Collar por llevar adelante un proyecto personal de las características de Miramenometokéi, una película realizada con pocos recursos pero con muchísima ilusión y voluntad, y rodada en el año 2001 prácticamente a lo largo de los fines de semana de casi cinco meses. Ahora, recién terminada la postproducción, la película empieza su carrera propia y se exhibirá sin duda en multitud de festivales, y más pronto que tarde en las pantallas del Paraguay.

La película nos cuenta la historia de una chica luqueña que con su recién estrenada orfandad paterna y con la perenne incomunicación con su madre, busca y encuentra un empleo como dependienta a la vez que concluye sus estudios de educación secundaria. Y cuenta también la historia de una madre glacial, casi mineralizada a la manera de los personajes de Melville, que con pocos recursos materiales y mucha viveza experimentada sobrelleva su viudez como una máscara más en una vida gris y monótona. Y cuenta también la historia de un sátrapa burgués, un tipo ventajista y viscoso, feliz sin duda hasta el 89, que se aprovecha de su situación de empresario pudiente para divertirse con sus jóvenes empleadas descuidando a su familia. Y cuenta también la historia de un joven artesano, honesto y bruto en su nobleza, que huye con un compañero perseguido por la senda de la amistad entregada, donde no hay explicaciones ni exigencias, y sólo las miradas y el compañerismo marcan el camino. Y cuenta también otras historias, y muestra a otros personajes, y unas y otros se van entremezclando hábilmente para configurar un completo crisol que refleja una realidad paraguaya fácilmente reconocible. Ahí radica seguramente el mayor mérito de Collar y del equipo de Miramenometokéi, el conseguir atrapar tantos retazos de una realidad tan cercana con una puesta en escena aparentemente austera y muy eficaz, incluidas unas pinceladas que homenajean a uno de los grandes del cine contemporáneo, Aki Kaurismäki,  y que resulta siempre adecuada al tono de la historia, o de las historias, que registran lo que pasa en muchas capas de la sociedad paraguaya de hoy.

La cinta demuestra una ternura subterránea que delata el talento de director de Collar para ajustar los personajes a las espaldas de sus actores, mérito éste compartido con Alejandra Siquot, actriz habitual en los trabajos de Maneglia y Schémbori y que aquí se encarga de la dirección de actores, y son varios los momentos en los que intérpretes de muy sólidas dotes dramáticas provenientes del teatro, como Humbertino Gulino, Ramón del Río o sobre todo Nila Servín, hacen gala de su oficio y su experiencia, mostrando un capacidad más que interesante para el medio cinematográfico. Asimismo, la participación de otros actores no profesionales permite captar con mayor realismo retazos de la vida cotidiana del Paraguay, y su posible inexperiencia en la interpretación la suple el director con un planteamiento narrativo y una puesta en escena muy inteligentes que van dando la medida justa de la evolución de los personajes.

Película en definitiva llena de hallazgos, con más luces que sombras, y que abre el camino para poder esperar un nuevo impulso en la producción cinematográfica del Paraguay.